Disfunción Sexual en las Mujeres: Desafíos, Causas y Tratamientos

Si te gusta, ¡compártelo!

La disfunción sexual en las mujeres abarca una serie de desafíos que incluyen dolor durante el coito, espasmos dolorosos involuntarios de los músculos que rodean la vagina (vaginismo), falta de interés en el sexo (libido baja), pérdida de sensibilidad y problemas relacionados con la excitación o el orgasmo. Estos problemas se consideran trastornos de disfunción sexual cuando causan angustia a la mujer.

La complejidad de la disfunción sexual femenina radica en su origen multifacético: puede tener causas físicas, psicológicas o una combinación de ambas, donde un tipo de causa puede afectar al otro. Para diagnosticar estos problemas, es necesario que el médico realice conversaciones detalladas con la paciente y, en ocasiones, con la pareja. Además, se pueden requerir exploraciones de la zona pélvica , especialmente cuando hay dolor o problemas relacionados con el orgasmo.

Los tratamientos para los problemas sexuales en mujeres son diversos y dependen de la causa subyacente. Incluyen educación sobre funcionalidad sexual, medicamentos, fisioterapia pélvica, psicoterapia o terapia sexual así como procedimientos ginecoestéticos.

A la fecha en que se escribe este artículo no fue posible encontrar un dato fiable para Venezuela pero a modo de referencia en los Estados Unidos, aproximadamente el 12% de las mujeres experimentan algún tipo de disfunción sexual, lo que resalta la importancia de abordar estos problemas de manera comprensiva.

La disfunción sexual se manifiesta en diversas formas específicas:

Trastorno del interés/de la excitación sexual:

  • Falta de interés en la actividad sexual.
  • Dificultad para excitarse.

Dolor genitopélvico / trastorno de penetración:

  • Tensión involuntaria de los músculos vaginales.
  • Dolor durante la actividad sexual.

Trastorno orgásmico femenino:

  • Dificultad para alcanzar el orgasmo a pesar del interés normal en la actividad sexual.

Disfunción sexual inducida por sustancias o medicamentos:

  • Relacionada con el consumo, cambio de dosis o interrupción de sustancias o medicamentos.

Otra disfunción sexual:

  • Incluye disfunción no categorizable en las anteriores.

Las mujeres a menudo presentan más de un problema específico, como dolor durante el coito o dificultades para excitarse, que pueden afectar su disfrute sexual y la capacidad de alcanzar el orgasmo.

Es fundamental reconocer que la respuesta sexual de una mujer está vinculada tanto a su salud mental como a la calidad de su relación de pareja. La comprensión integral de la disfunción sexual es esencial para abordar estos desafíos y mejorar la calidad de vida de las mujeres afectadas.

Artículos relacionados:

Descarga gratis mi ebook

Todo sobre Ginecología Estética y Funcional

Seguir leyendo...

No dejes para luego tu salud

Solicita una cita ahora

Recibirás un email cuando se confirme tu cita. En caso de no haber disponibilidad a la hora seleccionada te enviaremos una o 2 alternativas para que escojas.